Nipapelniboli

Comunicación, publicidad y marketing

Confundir café con achicoria

A sabiendas de que no es lo mismo vender un producto que agitar conciencias, la devaluación de ciertas marcas políticas obligan a una revisión conceptual y estratégica urgente. Para su éxito, las marcas políticas deben concentrar a modo de esencia, sus parámetros ideológicos, atenerse a ellos y no olvidar que ese será su reclamo a la hora de ejercer influencia en el comportamiento de ‘compra’ de sus electores. No hay que olvidar tampoco que la propaganda politica, igual que la comercial, tiene su razón de ser en la persuasión del electorado quien, a través de la elección de un candidato, elije implicitamente un sistema de valores ideológicos asociados a su figura. En ese sentido, se hace especialmente importante que el partido consiga aglutinar al electorado en torno a una identidad colectiva reconocida y reconocible.

En realidad, se trata de resaltar los atributos de un objeto de marca en el que la forma es el contenido. De cara a las elecciones de 2012, la implantación de un timing de actividades será fundamental para imprimir ritmo al discurso. En ese sentido, los partidos que han cosechado peores resultados en las autonómicas y municipales del 22M deberán (re)posicionar sus partidos en el mercado político y desarrollar una fuerte imagen de marca enfocando los esfuerzos en sus dimensiones lingüísticas y visuales.

Por otro lado, destaco también otros dos factores fundamentales asociados al branding político: la motivación y la creatividad. Las campañas electorales del PSOE en 2004 y 2008 sobresalieron por la implementación de una serie de técnicas y métodos originales típicos del mensaje publicitario que, lejos de gestionarse como un recurso formal, se convirtieron en un valor en sí mismo atractivo para sus electores y simpatizantes.  En 2011, la audiencia no sólo está acostumbrada a mayores flujos de comunicación, sino que además es más exigente de cara al mensaje. Atendiendo concretamente al futuro del branding político que se desplegará en el partido socialista, conjugar al milímetro una estrategia basada en los valores del partido, con su personificación en una figura aún por elegir, será una tarea desde luego apasionante para sus asesores de comunicación política.

Imagen: EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 mayo, 2011 por y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: