Nipapelniboli

Comunicación, publicidad y marketing

La trampa del lenguaje

No me gaste las palabras
No me cambie el significado
Mire que lo que yo quiero
Lo tengo bastante claro.
MARIO BENEDETTI

La palabra es amor, compromiso, huída, miedo o liberación; pero por encima de todo es la base del pensamiento. Por eso, la importancia del lenguaje como forma de acceder a lo real ha llevado a las portadas a la nueva ministra de Sanidad, Ana Mato, por calificar como ‘violencia familiar’ a la hasta ahora conocida ‘violencia de género’.
El género implica clase y la clase presupone desigualdad y aunque, más allá de la ideología el concepto de género convive en el discurso social, político y legal, querer ‘deconstruirlo’ no implica llegar antes a la meta.

Por desgracia, el lenguaje se ha convertido en socio verbal de quien gobierna; sin admitir que se trata de un concepto que da nombre a una ley aprobada por consenso y unanimidad de todas las fuerzas políticas. Si se trata de llamar a las cosas por su nombre, llamémosle asesinato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 diciembre, 2011 por .
A %d blogueros les gusta esto: