Nipapelniboli

Comunicación, publicidad y marketing

Cine con final feliz (para las marcas)

El cine es un medio vivo. No sólo porque las historias que cuenta dejan un poso alegre, amargo o pensativo en el espectador, sino porque en términos exclusivamente publicitarios, las marcas siguen fascinadas por la magia que aporta el cine a sus anuncios. No hay que olvidar que todo aquello que despierta y canaliza las emociones, ya sea el deporte, la música, o en este caso el cine, establece una red de conexiones que además de infinitas, son el punto de partida para generar la empatía del público con las marcas.

La publicidad que destacaba por resaltar los beneficios de los productos ha quedado relegada a un segundo plano. La publicidad emocional, en la que se ponen de relieve valores, aspiraciones o deseos de los consumidores, es ahora la que domina el mercado publicitario y establece puentes entre las marcas y los consumidores.En este contexto, la digitalización de las salas han permitido que otras formas publicitarias atrapen a los espectadores para vivir, de un modo diferente, aquello que las marcas les ofrecen, ya sea en tres dimensiones, a través de juegos interactivos, o con spots mucho más atractivos en pantalla grande que en televisión. Os pongo un ejemplo reciente e interesante :

la marca Pedigree, que de la mano de la agencia Colenso BBDO, ha realizado una campaña en varios cines de Nueva Zelanda para incrementar el interés por su programa ‘Adoption Drive’, destinado a rescatar perros abandonados y buscarlos un hogar adoptivo. La acción comenzaba cuando los espectadores que entraban en una la sala de cine eran invitados a hacer una donación. Si la hacían, recibían unas gafas de color amarillo. Si no, de color rojo. Ya en la sala, comenzaba la proyección de un anuncio que mostraba a un perro abandonado. El director Nic Finlayson rodó dos historias paralelas, una en la que el perro es afortunado era rescatado y otra en la que no corría la misma suerte. De esta forma, la agencia utilizó la tecnología 3D para proyectar las dos películas en la misma pantalla, de manera que los que no donaron vieron la película con final infeliz.

En definitiva, la implementación de sistemas digitales ha dado vida a un concepto de ‘experiencia’, del que no sólo se aprovechan las salas sino el conjunto del espacio de cada cine, gracias a los cuales ahora se pueden proponer importantes cambios tanto de infraestructura como de contenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 mayo, 2012 por .
A %d blogueros les gusta esto: