Nipapelniboli

Comunicación, publicidad y marketing

¿Camino hacia la ego-publicidad? El neuromarketing responde

Meses después de morir Dante, se le apareció su hijo para indicarle dónde se guardaban los cantos perdidos de la Divina Comedia. Salvo en casos de leyendas, como esta, siempre he pensado que la clave para entender e interpretar nuestros sueños es únicamente el conocimiento que tengamos de nosotros mismos.

Aseguran que con 40 años sólo usamos el 2% de la capacidad creativa que tenemos en la infancia y que a lo largo de nuestra vida tan solo damos pleno uso al 10% de nuestro cerebro. Ahora puedes dar la vuelta a estos datos, si fueses una marca, y comenzar a pensar en cómo estimular, aprovechar y conquistar, a partir de ahora, el 90% restante.

Dijo Nietzche que “nuestros útiles de escritura participan en la formación de nuestros pensamientos”. Si lo piensas bien, no es una idea que se aleje de la realidad, más que nada teniendo en cuanto lo que puede ocurrir en 140 caracteres.  En 2011, los niños americanos usaron internet 14 horas semanales, un 70% más que en 2005. A la vista de este dato,  ¿no crees que esta actividad está conformando la forma de pensar y de sentir? En este entorno, los medios, los publicitarios y las marcas tienen un papel relevante en el que se tendrán que replantear cómo pueden conocer y conectar mejor con los consumidores gracias a los conocimientos que les ofrece el neuromarketing.

Las investigaciones realizadas en este campo nos dicen que todos los recuerdos emocionales se guardan en la mente de una forma más intensa y durante más tiempo. Puede ser que las emociones aún no hayan desembarcado al 100% en la elaboración de los briefgings, pero si alguien quiere ‘acampar’ en esa explanada de materia gris y virgen, que lo haga. Pero que también lo sienta.

Se sabe que el estado emocional, la personalidad o los intereses individuales tienen una gran influencia en la fijación de los recuerdos; ahora bien, hay determinados estímulos, ya sean visuales, olfativos o  relacionados con el tacto, etc, que hacen más permeables los mensajes; estímulos que, con la ayuda de las neurociencias, tratarán de influir en las personas, sea cual sea su edad, su sexo, su posición…¿te imaginas las posibilidades?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 noviembre, 2012 por y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: