Nipapelniboli

Comunicación, publicidad y marketing

M-Commerce o cómo explotar nuestra dependencia al móvil

El ser humano es un sujeto que consume y está siempre conectado. Por eso, los dispositivos móviles están obligando a muchos distribuidores a empezar a gestionar experiencias de compra multicanales, aprovechando todos los puntos de contacto de sus clientes para adaptarse a la nueva forma en la que los shoppers quieren empezar a comprar. En España, más de 14 millones de personas compraron a través del móvil el año pasado, lo que viene a ser más del 50% de usuarios de smartphones que hay en nuestro país. Así pues, saber adaptar los servicios a las necesidades del consumidor, crear valor añadido, unir el punto de venta físico con el móvil o facilitar al cliente los procesos puede influir positivamente a la hora de tomar la decisión de compra revolucionará el Mobile Commerce de tal forma que, no incluir en la estrategia de compañía el desarrollo este canal implicará asumir la pérdida de competitividad tanto en el presente como de cara al futuro.

Según el informe Spain Digital Future in Focus 2013, publicado por comScore, el número de usuarios online en nuestro país ha crecido un 4% respecto al año anterior. Los internautas dedican una media de 24 horas al mes a navegar por internet y se estima que 17 millones de españoles accedieron a diario a internet a través de su ordenador. Estas cifras, y también esta revolución, ha traspasado las barreras y la audiencia ha llegado en masa a los dispositivos móviles. El 87% de la población mundial tiene un móvil. China es el país del mundo con más smartphones (246 millones), seguido de Estados Unidos con 230 millones. En España, 8 de cada 10 móviles vendidos en diciembre de 2012 fueron smartphones, motivo por el cual ahora España se sitúa como país líder en Europa en tasa de penetración de estos dispositivos con un 66% de usuarios móviles, por delante de Reino Unido (62%), Francia (51 %), Italia (51%) y Alemania (48 %). Este liderazgo se ha traducido en 92,2 millones de euros de inversión en marketing móvil durante el año pasado, una cifra que supone un crecimiento del 45% según la Marketing Mobile Association Spain (MMBA). Lo mejor está todavía por llegar. No hay más que ver los datos del estudio Think Performance, de Google que prevé que el m-commerce se multiplique por siete de aquí a 2018 y llegue a los 19.000 euros en Europa.

De momento, internet y concretamente los dispositivos móviles se han consolidado como un espacio natural de comunicación y de búsqueda de información. Según Google, el 91% de los propietarios mexicanos de smartphones buscan información local y un 88% actúa posteriormente. Además, un 58% de los franceses acuden a un negocio después de buscar información local y el 48% de los usuarios de smartphones en los Emiratos Árabes Unidos llaman a un negocio después de realizar una búsqueda local en el smartphone. Ahora bien, más importante aún es que los smartphones se han convertido en un importante instrumento de compra que influye en si realizamos una compra o no y en dónde la hacemos. De media, los usuarios investigan sobre artículos desde smartphones antes de realizar una compra en otros canales; pero hay datos tan significativos como que el 100% de los usuarios japoneses de smartphones los usan para hacer averiguaciones antes de comprar; que el 36% de los egipcios han cambiado de opinión mientras estaban en una tienda debido a las búsquedas realizadas desde el smartphone o incluso que un 37% de los argentinos compran en una tienda después de realizar averiguaciones sobre un producto en sus smartphones. En definitiva, según datos de Paypal, casi un 50% del comercio físico a nivel mundial está influenciado por los dispositivos móviles; algo que está transformando la relación de los comercios con los consumidores.

A la vista de estos datos todavía me quedo ojiplática ante la duda de si es necesario o no abordar una estrategia de marketing móvil. No seré yo quien te diga que te aproveches de la adicción de los demás, pero tampoco se lo pongas en bandeja al resto. A esos que saben que:

El 58% de los usuarios de smartphone no pasan más de una hora sin consultar el móvil.

El 40% va al baño acompañado de su móvil.

El 54%  se lo llevan a dormir, es lo primero que miran cuando se levantan, e incluso si se despiertan en mitad de la noche.

Al 51% se les ha llegado a olvidar la tarea que estaban realizando o incluso hasta comer (16,59%).

A  8 de cada 10 encuestados que se consideran adictos a internet (82,22%), les gusta estar enganchados.

De media consultamos el teléfono 150 veces al día.

Y no nos separamos de él más de un metro durante el 98% de nuestro tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 mayo, 2013 por y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: